Translate

jueves, 18 de agosto de 2016

Los beneficios del Spa para la salud.



Físico: la hidroterapia activa el sistema inmunológico, eleva el metabolismo y previene la hipertensión, se consigue una buena relajación muscular, aliviando de gran manera los dolores de espalda, reumáticos y musculares.


También mejoran los problemas digestivos, del aparato urinario y la próstata, el Spa, se recomienda para tratar enfermedades nerviosas y alteraciones de las vías respiratorias.

Relaja los músculos y abre los poros favoreciendo la eliminación de toxinas, combate el cansancio y la tensión nerviosa. También alivia los dolores de artritis, bursitis y cualquier enfermedad ósea o muscular.

Del mismo modo, es recomendable para la úlcera de estómago y para la recuperación de fracturas y lesiones musculares.

Psicológico: Las sesiones de Spa, consiguen que la persona se aísle del exterior, olvidando el estrés, centrándose en la armonía y relajación de  cuerpo y mente, haciendo que el malestar psíquico desaparezca.

Estético: En un Spa es fácil sentirse más relajado y tranquilo, esta sensación de bienestar se refleja en el rostro, dándole un aspecto más luminoso y rejuvenecido. Mejora los problemas de la piel (dermatitis atópica, psoriasis, lupus)

Algunas contraindicaciones: Los baños calientes y las saunas no son recomendables para diabéticos y personas con hipertensión o hipotensión.

Mujeres embarazadas, niños y ancianos, deben evitar largos baños calientes y saunas.

Los baños fríos no son recomendables en personas que padecen de ciática, inflamación pélvica o, propensos a irritación de vejiga.

Los centros Spa son una saludable elección para pasar un fin de semana o vacaciones, se puede acompañar con masajes, aroma y musicoterapia  y ejercicio físico, que tan importante es para combatir el estrés.

El agua es vida, disfrutémosla!




No hay comentarios: